jueves, 15 de octubre de 2020

Faúndez Herrera: "¡La Pasión es una Bomba de Tiempo (que siempre termina volando en millones de pedazos)!" (Extraído de Bulevar Venus, 2020).


¡La pasión es una bomba de tiempo 

(que siempre termina volando en millones de pedazos)!


Te estoy vigilando.

Francamente, el corazón

                                        te estoy vigilando


Así como el desierto extraña a la lluvia

así como el revólver empuña sus balas

así como el parásito incuba en la sangre

en resumidas cuentas                                    

                                      te estoy vigilando


Desde siempre y en más

                                     desde ahora en adelante

con la miel salvaje de estos ojos

                                     al cabo de esta noche inmensurable

                                                                                         te estoy vigilando


Junto a camas que brillan como abismos 

                                                             y turgentes lámparas de lava

con monstruos aullando en mis testículos

y palomas erectas 

                               y ciudades en llamas 

                                                                te estoy vigilando                                                                                                                                                                   

Para que pienses en mí

                                y sigas maldiciendo mi recuerdo

porque este amor no es más que turba y detrimento

espejismo y hojarasca

                                   te estoy vigilando


Y es que sería perfecto 

                                  -sería perfecto- 

                                                        volver a sumergirme 

                                                                                  en lo profundo de tu cuerpo

mirarte morder las nubes

                                   volver al terciopelo, al vinagre 

                                                                               y al aceite de tu sexo


Sería perfecto

                      volver a embriagarme 

                                                       del licor amarillo de esas tardes

y escucharte el lamento de mi nombre

                                                       o cogerte del cabello 

                                                                                     y desangrarme 

                                                                                                           hasta saciarte

                                                                                                                                     

Porque aunque no creas en brujos ni demonios

y durante este mundo 

                                 girando 

                                          como la aguja de un tango polvoriento


Por la nostalgia de tu boca deshaciéndose en mi boca

y tus caderas temblorosas agitándose entre mis dedos

ardiendo y cabalgando

                                    alzando y decayendo                                

                                                                      lamiendo y masturbando

en resumidas cuentas

                                    desatado el corazón, amor

                                                                               te estoy vigilando.


No hay comentarios: