jueves, 10 de septiembre de 2020

Julio Faúndez Herrera: "Spleen de Santiago" (Extraído de "Estilo y Destrucción", edición definitiva 2019)



Spleen de Santiago


 

Tengo estos zapatos que me pesan todos los huesos de un laberinto

cargo entre las ropas un corazón de tristes toneladas

no soy, no encajo

                              tal vez la elegancia sea un pésimo negocio

y es que voy

                 por el circo amargo de este mundo

                                       doliéndome de nombres y testículos y semanas

 

Durante preguntas de profundas galerías

mediante pupilas que ruedan de un momento a otro

proclive

               a esa especie de melancolía que padece de gigantismos

salgo, entro

bebo el champagne de bares efervescidos

indago en los aforos de aeropuerto

convivo entre penosos Jesucristos

y visito eventos

                        de familias podridas hasta las entrañas

donde brindo con un vaso sanguíneo

                                                          por la decadencia del mundo

 

Entonces    

                vestido como un personaje de fiesta

                                                               y fumando con estilo importados cigarrillos

discuto con psicólogos

                            a los que maldigo

                                                       -cordialmente-

                                       detrás de una sonrisa

 

No obstante, me retiro abrumado

y divagando por la ciudad de casco antiguo

                                          termino deportado al delirante encuentro de las musas:

Monstruos

                 que conspiran en mi contra

y me asedian con narcóticos, vigilias

                                                         o esplendores imposibles de alcanzar

 

He intentado de todo

he paseado en taxi

          a lo largo de esta ciudad que transcurre como un largometraje

he sostenido romances con escandalosas arañas de tugurio

he repartido lamentos y girasoles

                                             sobre las tumbas de toda la poesía contemporánea

y sin embargo

                   hay tantos porvenires que me hablan de naufragios                        

                   y tantos sueños que se queman sin remedio

                   y tantas manos de bolsillos inundadas

que voy

               con el rumbo incierto de mis huesos

                                                cargando este corazón de tristes toneladas. 

 

No hay comentarios: