jueves, 10 de septiembre de 2020

Julio Faúndez Herrera: "Duelo y Melancolía" (Extraído de "Bulevar Venus").




Duelo y melancolía


Solo el diablo conoce el secreto de las palabras de amor.
Solo el diablo es capaz de entrar en tus oídos
                                                         hasta volverse hermoso
                                                                            como un príncipe a caballo
solo el diablo sabe cuando tocarte el corazón
porque arde
                  porque entiende de esa fiebre que deliras
                                                                            al deseo inevitable de su encanto

Solo el diablo conoce de ese licor que cautiva a las bestias
de esa miel delicada
                                que cae
                                             a lentos, a espesos goterones prendidos por la luna
solo el diablo acostumbra de palabras que atraviesan los océanos del tiempo
porque arde
                  porque entiende lo que ocultas en la euforia de la turba:
Y tú escuchas
                  mientras sueñas y atesoras en tu pecho la pasión de los amantes
y tú oyes
                  mientras callas y presumes en tu cuerpo ese alarido de palomas explosivas
y yo
        que por supuesto soy narcisista y tabacómano y lunático
y yo
        que por supuesto soy un desastre, un recuento
                                                                         en la historia perfumada de tu vida

Yo ya no tengo esa llave
                                ni esa esperanza ni la fortuna
yo ya no tengo esa llave, amor
                                              pero te sufro
en este duelo de poemas y metáforas amargas
cuando retorno a tu recuerdo
                                             como un espejo que se triza
maldiciendo ciudades
                               que corren
                                             con vigor y con angustia
        ante la noche que se vierte y que florece
                                                                  como un río de sustancias amarillas

Pero te sufro
                   sediento de tu boca
con estricta reserva
                               y por cada instante que me habita
bordeando los rincones de este cuarto abandonado
hasta incendiarme
                              entre las sombras
                                                     como un vampiro reduciéndose a cenizas
                      
Solo el diablo se acerca desde lejos
                                                     y te halaga con sus ojos
                                                                                    y te envuelve entre sus brazos:
Solo el diablo conoce el secreto de las palabras de amor.
Solo el diablo sabe cuando robarte el corazón.


Extraído de "Bulevar Venus" (2020), Julio Faúndez Herrera.

No hay comentarios: